Archivo de Tags: Turespaña

05 Oct de 2011

La marca España: Spain needs you

La marca España ha vuelto a primera plana. La cercanía del 20-N levanta nervios y ampollas y más de uno lanza sus propios órdagos. Así, al natural, con descaro: La marca España está muerta. Cuando menos, deslucida, dicen algunos. Bien, señores, el catastrofismo no ayuda, los problemas está ahí, los vivimos cada día y, ahora, se necesitan soluciones. Spain needs you.

I need Spain

No es el fin de la marca España. Ni mucho menos: Si hablamos de turismo y proyección exterior, España está de moda, más viva que nunca. Basta con pasar unos días en Nueva York para darse cuenta de que, para ellos, ser from Spain es lo más, que reservar mesa para cenar en un restaurante español es una utopía y que el jamón serrano es manjar de dioses para un americano. Hemos dado pasos de gigante.

Pero, si nos venimos más cerca la cosa cambia: Alemania e Inglaterra, países emisores por excelencia, ya no nos miran como el destino más atractivo, más exótico y original. A ellos, acostumbrados a vernos, hemos de ofrecerles algo diferente, algo más. Ya no llega con sol y playa. De lo contrario, se irán a Túnez, Estambul o Egipto, que es para ellos como España para los americanos: otro mundo.

El laberinto de la promoción turística

¿Cómo afrontar esta diferencia de percepciones en una marca turística? ¿Cómo salvar las distancias y sorprender al que ya no se sorprende sin olvidar a los sorprendidos? ¿Cómo ser un único destino España, si España somos todos (CCAA, provincias, comarcas, municipios) y muy distintos?

Estas preguntas y muchas otras se las ha planteado ya Turespaña, que el pasado año estrenaba nueva campaña de marca turística para España I need Spain, con la que pretende tener una única voz para toda la diversidad de nuestro país. Porque la diferencia es lo que nos hace fuertes: Podemos ofrecer múltiples propuestas vacacionales con un mismo destino, España.

El enfoque no es malo: vender el estilo de vida de los españoles, sus personalidades, sus características propias, sus diferencias. Pero el reto que está pendiente, y que debería asumir el nuevo gobierno, -con ministerio de turismo y sin él-, es lograr que cada destino en España, por pequeño que sea, muestre su singularidad dentro de ese gran todo diverso que pretende ser la marca país.

Por ahora hemos avanzado poco: Si atendemos al índice de marcas por países, estamos aún muy lejos del objetivo. Seguimos siendo un destino de sol y playa, cada vez más manido, más barato.

La percepción que fuera se tiene de España se centra en aspectos ya demasiado explotados, que no son prioritarios o decisivos para el nuevo turista, y que cada año son menos competitivos. Así, se observa en algunas de las conclusiones de un informe sobre la marca país de FutureBrand:

  • España es vida nocturna, fiesta, desenfreno.
  • España es playa, descanso y relax.
  • España es un destino fácil y seguro.
  • España es un destino familiar.

Guiris... una relación de amor a veces mal entendida

Y punto. Es decir: ¿Un lugar en el que tomar el sol, salir de marcha y beber mucha sangría? Me temo que esa es la opinión generalizada (que no la de todos los que nos visitan, por suerte).

Pero la mayoría de los 52 millones de turistas que nos visitaron el pasado año no habla (no sabe, no conoce) nuestro patrimonio cultural, histórico, natural a pesar de que en España tenemos hasta 51 bienes declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, cree que solo comemos tortilla y paellas y que bailamos flamenco.

Eso no es culpa suya: Hay que cambiar la imagen que transmitimos, llegar con algo nuevo.

Sóller, Sierra de Tramuntana

Vendamos gastronomía, tradición, arte, innovación… démosles experiencias, sensaciones, momentos… porque buenos productos turísticos en España, haberlos hailos. Solo hay que saber desarrollarlos y mostrarlos. Todos, con sus diferencias y desde una sola voz: el norte, el sur, el este y el oeste, las islas, la costa, el interior, el mar y la montaña, las grandes ciudades y los pequeños pueblos…

El futuro Ministerio de Turismo, si tienen a bien crearlo, debería dar al mundo una propuesta relevante, única y diferenciadora que nos haga de nuevo competitivos. Porque Spain is different. Esa es nuestra ventaja.

Un post de Eva Diz, redactora de Contenido SEO.

19 Sep de 2011

La vuelta al cole: Deberes de turismo

Aprovechemos ahora que la casa está tranquila, que los niños han vuelto al cole y septiembre invita a recomponer agendas y rutinas. Hagamos recopilación de asuntos pendientes y analicemos a fondo los cambios que se avecinan.

Ya que nos lo han servido en bandeja, utilicemos esta plataforma de debate del turismo creada por Hosteltur diario de noticias de turismo para hacer una lista con todas esas cuestiones que el sector ha de resolver más pronto que tarde. Volvamos nosotros también al cole y elaboremos una lista de deberes (una To Do List, que se dice ahora). Tenemos hasta el 20 de noviembre para cerrarla. El día 21 debería estar sobre la mesa del nuevo presidente del Gobierno. Para que se lo lea sin prisa pero sin pausa y se lo pase al ministerio del ramo, si tiene a bien crearlo.

Si me permiten, empezaré la lista yo, desde aquí y con las sugerencias que vía Twitter muchos de vosotros me habéis pasado. Parece que sí, que hay mucho trabajo por hacer, pero nada es imposible. Veamos:

  • La formación.- Profesionalizar el sector, formar a los jóvenes en turismo de calidad, ofrecer estudios que fomenten la investigación turística y la innovación… En definitiva, eliminar las carencias que impiden crecer con fuerza al sector. Un buen análisis de la situación actual nos lo presenta en Ministerios de Educación y Turismo Alfonso Vargas, y Caterina Jaume en Turismo secuestrado por Economía, publicados ambos en la Comunidad Hosteltur.
  • La legislación turística.- El caos normativo en el que navega el sector es uno de los grandes escollos de crecimiento sólido con los que tropieza una y otra vez el turismo español. Cada comunidad autónoma tiene su marco legal, cada zona sus leyes, cada empresario, 25.000 normas a las que enfrentarse. El problema de la superposición de normativas legales que frenan la competitividad, así lo define Manuel Molina, director de Hosteltur, en uno de sus videoblogs.

  • El exceso de burocracia.- Consecuencia directa de lo anterior, frena la iniciativa emprendedora, complica el crecimiento empresarial y dificulta la adaptación a situaciones de crisis como la que actualmente atraviesa España y el resto de Europa. Es, además un foco de corrupción, de conflicto y problemas a largo plazo que impide al turismo del país ser realmente competitivo. La necesidad de erradicarlo se arrastra desde hace décadas. Aquí un vídeo, que con mucho humor, caricaturiza el periplo de emprender en España.
  • Renovación de la planta hotelera.- Es un reto que ya está en el punto de mira nacional, pero en el que, por desgracia, no se ha llegado a avanzar todo lo que se debiera. Ejemplos de que, al menos, ya existe una intención de dar un lavado de cara a los destinos litorales más consolidados del territorio nacional son el Consorcio de la Playa de Palma, el análisis sobre zonas turísticas maduras del Instituto de Investigaciones Turísticas de Alicante o el Plan Renove de Turismo del Gobierno central, entre otros.
  • El polémico Todo Incluido.- La oferta complementaria no lo quiere porque supone firmar su tumba definitiva. El hotelero lo ofrece para evitar habitaciones vacías en plena crisis. Los vecinos denuncian la conversión de su localidad en destino “lowcost” y el “turismo de borrachera” que acompaña a algunos de estos lugares ensombrece la imagen de España ante el viajero que sí estaría dispuesto a pagar. La calidad baja, los ingresos también, como señala Joaquín Alegre en un estudio de la Universidad de las Islas Baleares (UIB).
  • Promoción exterior.- Es necesaria, fundamental, pero a veces redundante: Turespaña y CCAA se encuentran promoviendo el mismo destino, cada uno por su cuenta, cada cual a su modo, uno con un dinero y otro con otro. Eso difumina la promoción, merma recursos sin llegar a dar una propuesta eficiente e, incluso, puede volverse en nuestra contra. Habría que diseñar una estrategia conjunta desde la cual puedan dibujarse y engarzarse otras actuaciones que sí pueden realizar las comunidades autónomas con eficacia. No olvidemos que la promoción exterior está en manos del Estado.

Turespaña: el sector público en el punto de mira de los profesionales

  • La competitividad frente a destinos emergentes.- La batalla de los precios nos ha descolgado de la carrera. Los nuevos destinos se han aprovechado de esa debilidad y falta de adaptación que se ha demostrado en España y han logrado consolidar oferta y ganar demanda (incluso ¡subiendo precios!). Ligado al Todo Incluido, hemos perdido posiciones en lo que respecta a la relación calidad-precio y los touroperadores siguen moviendo los hilos: A pesar de la libertad que ha dado Internet al sector, los TTOO aún definen precios, monopolizan resultados y márgenes y marcan el tono de las temporadas.

Turismo español: la discutida competitividad frente a destinos emergentes

  • Los nuevos turistas.- En los últimos tiempos ha habido un cambio importante en los viajeros que recibimos en España. El consumidor se ha hecho más crítico, más formado y, por tanto, más poderoso en todos los aspectos, también cuando viaja. El turista de hoy en día no es de hace años: quieren más y mejor. Son más viajados, más exigentes y es necesario entender eso, saber qué buscan para poder dárselo y retenerlos. Fidelizarlos es el gran reto de un turismo español que se ha ido quedando atrás y al que urge inyectar una buena dosis de siglo XXI.

Seguro que en vuestro tintero, más experimentado que el mío en lidiar día a día con esta realidad, habrá otro montón de propuestas indispensables para plantear a ese nuevo gobierno que tendrá que dirigirnos a partir del 20 de noviembre (ya no queda nada…).

¡Las espero! Os dejo también un decálogo elaborado con las aportaciones de la red social de profesionales del turismo, la Comunidad Hosteltur. Es de 2010 pero es como si hubiera sido hecho hoy: Las cosas, por desgracia, han cambiado muy poco…

A ver si ahora sí, desde esta plataforma, podemos cambiar algo.

Eva Diz, redactora de Contenido SEO.