Archivo de Tags: hoteles Todo Incluido en Costa Adeje

19 Ene de 2017

¿Por qué es mejor Todo Incluido?

All Inclusive by IBEROSTAR

Que nadie se engañe: el Todo Incluido en los hoteles triunfa porque es fundamentalmente cómodo y económico. A partir de ahí, sobre todo en los últimos tiempos, se le pueden añadir otra serie de ventajas que se han ido incorporando a este modelo de régimen de alojamiento que durante muchas décadas ha representado la fórmula para viajar barato en nuestro país. Destinos maduros de vacaciones .  

Destinos maduros como Mallorca, Canarias, el Levante o el Sur de España lo saben bien: el Todo Incluido en vacaciones es la opción más buscada porque es, ante todo, pura facilidad para el disfrute sin preocupaciones. Ligado históricamente al turismo de sol y playa que quiere que sus días de relax sean eso, relax y descanso sin complicarse con lo más mínimo, el Todo Incluido lejos de desaparecer como se temió hace unos años se ha venido arriba. Hay más y mejor. Y las ventajas que aporta son el motivo principal por el cual resiste con tanta fuerza en nuestro país y en tantos otros lugares de vacaciones.

El hotel Todo Incluido del siglo XXI es cierto que se parece muy poco al de los años 50 cuando se produjo aquel boom turístico que colocó a España al frente de Europa como destino vacacional. Aunque todavía se pueden encontrar Todo Incluido de los de antes, los hoteles que apuestan por este régimen de alojamiento hoy por hoy sorprenden al ofrecer un sistema de alojamiento que sigue permitiendo mantener las dos grandes ventajas del All Inclusive (la comodidad y el precio competitivo) y al que añaden valores nuevos: servicios más exclusivos, pensados para necesidades muy concretas de públicos específicos creando una atención más personalizada sin renunciar al turismo de masas.

Todo Incluido permite pagar las vacaciones en el momento de la reserva, eligiendo a mejor precio habitaciones de más lujo, con servicios más variados y con acceso a la mayor parte de las instalaciones del hotel. Quedan fuera de este Todo Incluido habitualmente los espacios más innovadores o que aportan un plus diferencial como son los centros de hidroterapia y spa dentro de los propios establecimientos o asociados a ellos, los restaurantes gourmet a la carta y las terrazas chill out lounge cuyas bebidas y cócteles sí se cobran como un extra.

All inclusive hotels

Pero con los nuevos Todo Incluido versión Premium o Plus sí hay opciones que integran estos servicios más selectos, al menos con un número de usos limitados dejando la opción al huésped de probarlo y que, si le convence, pueda abonar el coste adicional que suponen. Lo que sí se contemplan son la gastronomía diaria -de mayor calidad, tanto en los restaurantes temáticos como en los buffet-, las bebidas, postres y meriendas, los servicios de miniclub y actividades complementarias como deportes, fiestas, shows y bailes.

También se pueden ahora reservar suites con Todo Incluido, pudiendo de este modo optar por una experiencia de lujo sin renunciar a la tranquilidad de saber que todo está abonado desde casa y uno solo tiene que ir al hotel a disfrutarlo. Sin estar pendiente de nada.

Esta gran variedad es la que hace que los Todo Incluido triunfen sobre todo entre los que viajan en familia pues son los que necesitan alojamientos más completos y versátiles con el fin de que todos y cada uno de los miembros de la familia, desde niños a abuelos, puedan aprovechar al máximo la estancia, tanto dentro del hotel como recorriendo su entorno.

Es menos frecuente decidirse por un Todo Incluido para parejas que viajan a una ciudad: los viajes urbanos suelen exigir pasar mucho más tiempo fuera del hotel de modo que no compensa la opción de que el alojamiento incluya almuerzo y cena. Es cierto que sí hay una clara tendencia a que la inclusión del desayuno en el precio del alojamiento sea motivo de reserva frente a otros hoteles que no lo ofrecen, pero el Alojamiento y Desayuno es un régimen muy más flexible y menos completo que el Todo Incluido, de modo que la variación en el gasto que supongan al final las vacaciones puede ser mucho más incontrolable.

El Todo Incluido nunca ha tenido la etiqueta de lujo que quizás ahora, en algunos hoteles, merezca. Porque sí, hay hoteles Todo Incluido que son auténticos oasis de placeres y felicidad como es el caso del IBEROSTAR Anthelia, en el sur de Tenerife. Otros más modestos de esta misma cadena hotelera -una de las principales de nuestro país en diseñar este tipo de régimen Todo Incluido con más tino- es el Fuerteventura Palace, hotel Todo Incluido en Fuerteventura, ubicado en Playa Jandía y con espacios pensados para asegurar una experiencia de relax de alta categoría a precio de un 4 estrellas.

El sur de Tenerife es un destino donde proliferan los ejemplos de Todo Incluido con más calidad: los hoteles Todo Incluido en Costa Adeje son una muestra única en variedad y atención que ha convertido a esta zona de la isla en un auténtico paraíso de las vacaciones de sol y playa más selectas. Además de que tienen la ventaja de que el clima les permite funcionar todo el año, están avanzando mucho en el cuidado del producto y las instalaciones, así como en la personalización de las experiencias de cada huésped.

Mallorca es otro punto de referencia que no se puede dejar de mencionar cuando se habla de vacaciones Todo Incluido. Aunque la isla siempre ha estado ligada a un turismo de masas de cierta calidad, en los últimos años había perdido cierto pulso en este sentido pero ahora ha vuelto a recuperarlo, ofreciendo hoteles más completos, de diseño vanguardista y con experiencias más pensadas, tanto dentro como fuera del establecimiento. Algunas muestras interesantes se pueden encontrar en el norte de Mallorca, en la zona de hoteles de Playa de Muro o en los hoteles Todo Incluido en Cala Ratjada, donde además del valor del alojamiento se brinda el encanto de un pueblo marinero lleno de tradición y vida.