Archivo de Tags: Cala Egos

27 Jul de 2012

Cala Egos, una cala familiar por descubrir

Mallorca es un destino frecuente para los que buscan disfrutar al máximo de unas vacaciones de verano en familia sin viajar demasiado. La isla ofrece mil y una formas diferentes de vivir el tiempo libre y esconde rincones exclusivos, alejados de las rutas habituales. Éste es el caso de Cala Egos, una cala familiar cuidada y tranquila, ubicada en la costa de Santanyí.

Cala Egos y el Hotel Marina Corfu de Cala d'Or

Se trata de un entrante de mar de unos 20 metros de largo y 30 de ancho, con finísima arena blanca y las características aguas turquesa del Mediterráneo. Siempre tranquila y protegida de los vientos por los hermosos acantilados que la rodean, esta cala conjuga a la perfección la tranquilidad de una playa poco conocida y unos servicios más que completos, ya que se encuentra a un paso de Cala d’Or.

Su público en verano es en su mayoría familiar, tranquilo y con clase que busca sol, seguridad para los niños y un alojamiento completo. En esta cala sólo hay dos reconocidos hoteles para familias de la cadena mallorquina Marina Hotels: el Hotel Marina Corfú y el Hotel Marina Skorpios, dos edificios integrados en el entorno, con una cuidada arquitectura y unos servicios completos para familias que viajan con niños.

Rodeando Cala Egos, encontramos la vegetación típica de esta zona del Levante mallorquín: pequeños arbustos y pinos mediterráneos que caen sobre el mar prendidos de las rocas. Hay también muchos senderos y pequeñas calas escondidas de difícil acceso en las que apenas caben dos o tres familias tomando el sol, pero en las que bañarse y bucear es un placer único.

El Parque Natural de Mondragó es otra joya natural situada muy cerca de Cala Egos, con dos playas de arena, aguas limpísimas y tranquilas -ideales para niños-, una zona de pinar con mesas para preparar un picnic y un par de bares y restaurantes en los que tomar un helado después de una larga jornada de sol y playa.

Vista aérea del Parque Natural Mondragó

Cala Egos está integrada en la animada urbanización de Cala d’Or que permite, en dos pasos, cambiar la tranquilidad de Cala Egos por los bares, restaurantes y demás servicios que posee este histórico enclave turístico de Mallorca.

En definitiva, un destino nuevo y con mucho que aportar a aquellos que viajan con niños a Mallorca, pero que también quieren disfrutar de sus momentos de tranquilidad.