08 Ago de 2012
Hoteles de última generación
08 agosto, 2012Fecha: | Categorías: Hoteles | Sin comentarios

Imagina una habitación de hotel con ordenador portátil, conexión wifi gratuita, televisión satélite con pantalla de plasma, mobiliario de diseño, ducha hidromasaje… Sin duda, sería todo un lujo. Algo que es probable que solo pudiéramos encontrar en uno o dos hoteles en España y de la máxima categoría… Pero nada más lejos de la realidad: los hoteles de última generación han llegado a las principales ciudades españolas y a un precio más que justo.

Las nuevas demandas de los viajeros, más conectados, más exigentes con la calidad del servicio y del espacio, han obligado a reformar numerosos hoteles en nuestro país, algunos de los cuales han apostado por ofrecer una experiencia completa en todos los sentidos: tecnología al servicio del descanso, diseño cuidado para crear ambientes diferentes y sofisticados y destinos de primer nivel para viajes urbanos.

Hotel Arana Bilbao, el hotel más antiguo de Bilbao, nada menos

Ejemplo de esta nueva generación de hoteles son el Hotel High Tech Madrid Aeropuerto, en Barajas y al lado de IFEMA. Pensado especialmente para viajeros que tienen que pasar una noche de escala en Madrid entre vuelo y vuelo, para reuniones de empresa o para escapadas con amigos a la capital española. Sus servicios están creados a medida de las necesidades del usuario: ordenador con Internet gratis en la habitación, grandes camas y un servicio de transfer directo a las terminales del aeropuerto de 6 de la mañana a medianoche.

High Tech Madrid Aeropuerto, hotel cerca de Ifema

Estos hoteles tecnológicos han sabido también respetar y combinar lo tradicional con la vanguardia. Es el caso del Hotel Arana Bilbao, un histórico alojamiento de la ciudad del siglo XIX –el hotel más antiguo en activo- que ofrece servicios de última generación para sus clientes, como ordenadores portátiles, adaptadores para escuchar música con iPod o iPhone,  lámparas de lectura direccionales… Y lo combina con una arquitectura única y un salón de desayunos de excepción en Bilbao: un ático sobre la ría.

La tradición y la historia de los edificios son, en realidad, la verdadera esencia de estos modernos hoteles. El Hotel Petit Palace Santa Cruz en Sevilla es una muestra de cómo ese poso del pasado cuaja perfectamente en la modernidad: los huéspedes pueden disfrutar del encanto de vivir en lo que era el antiguo barrio judío, auténtico corazón de Sevilla, en un edificio con  un patio andaluz típico, en el que descansar a la sombra y sentir ese ambiente tan característico de la capital andaluza.

Otro ejemplo es el Hotel Petit Palace Bristol Valencia, un antiguo palacio de 1930 que combina una personalidad radiante y unos servicios de última generación, junto a la Catedral, Ayuntamiento, La Lonja, Mercado Central… la oportunidad de descubrir la Valencia más seductora con el hotel como punto de partida.

Hotel Bristol Valencia, un palacio de 1930

Todos esos encantos tradicionales se han ido adaptando a las necesidades actuales de los viajeros, ofreciendo pequeños elementos diferenciales que los convierten en hoteles confortables con algo más. Muestra de ello es el Hotel Petit Palace Ópera Garden de Las Ramblas de Barcelona. Este hotel boutique es uno de esos lugares a los que merece la pena ir solo para verlo. Un alojamiento de diseño con un jardín interior en el que se pueden contemplar árboles centenarios, justo en el corazón de Barcelona, a un paso del animado mercado de La Boquería.

Hotel Opera Garden Barcelona, junto a la Boquería

La tecnología es, por tanto, una forma de relanzar estos hoteles antiguos. Es el elemento que permite convertirlos en alojamientos únicos: bien equipados, adaptados a las nuevas generaciones de viajeros, a las nuevas experiencias que ofrecen las ciudades… Hacerlos más cómodos, más modernos, más accesibles y, también, más económicos.




No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Dejar un comentario